Niño cumplió su sueño de ser bombero

El niño recorrió un par de calles  en el carro del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Cúcuta, como comandante.

Las sirenas se encendieron en el Comando de Bomberos Voluntarios de Cúcuta y no precisamente para atender una emergencia. En esta ocasión ululaban para  recibir a quien fuera su comandante por un par de minutos, el pequeño Joseph Orlando Maldonado Torres.

Con tan solo 4 años y 67 centímetros de estatura el niño cumplió su sueño  de ser bombero, gracias al apoyo de la Policía Metropolitana y al cuerpo de bomberos que lo recibió en la estación con calle de honor y muchos regalos.

Maldonado no solo se vistió con un diminuto traje bomberil que incluía botas de caucho, casco y pequeños extintores hechos de botellas plásticas que colgaban de su espalda, sino que también se subió al carro de bomberos junto al comandante del Cuerpo de Bomberos, el teniente Carlos Monsalve, quién quedó relegado del cargo por un instante.

Ya en el carro, el menor dio una vuelta por la ciudad en el mismo carro en el que reciben con honores a deportistas y personalidades luego de cosechar un gran logro para la ciudad.

Imitando los sonidos de la sirena y sin parar de mirar por la ventana, el niño recorrió parte de la Diagonal Santander, Sevilla, la redoma del Aeropuerto hasta regresar a la estación.

De nuevo en la estación recibió juguetes de Los Vengadores y una cama de Rayo Mcqueen de la película Cars, uno de sus personajes favoritos.

“A Joseph siempre le han gustado los superheroes y siempre dice que los bomberos son sus superheroes porque salvan a la gente”, contó Karen Torres, su madre.

Notoriamente conmovida con el gesto policial de cumplirle el sueño a su hijo, Torres manifestó agradecimiento y dijo estar sorprendido por cómo su hijo interactuó con bomberos y policías.

“Él poco habla o trata con personas ajenas a la familia y a su escuela. Hoy me dejó sorprendidaporque se reía con todos y disfrutó mucho de este momento”, agregó Torres. 

 La madre relató que aunque tuvo un parto normal su hijo estuvo en la Unidad de Cuidados Intensivos durante sus ocho primeros meses de vida, porque se le detectó una patología que le impedía crecer con normalidad. Posteriormente le diagnosticaron enanismo, hipertensión pulmonar y displacía bilateral de cadera espondiloepifisiaria.

“Cuando me dijeron que la Policía le iba a cumplir el sueño a mi hijo de ser bombero, nunca imaginé algo así”, dijo emocionada Torres.

Maldonado pudo cumplir su sueño bomberil gracias al programa Cumpliendo el sueño a un niño del Grupo de Protección a la Infancia y Adolescencia de la Policía. 

Este año la Policía le ha cumplido el sueño a tres niños con algún tipo discapacidad o algún tipo de enfermedad que viven en los barrios más pobres del área metropolitana. Le entregaron una prótesis de un brazo a Dayana Cárdenas, 14 años, y Nicol, 9 años,  una paciente de cáncer cerebral, recibió una beca para estudiar arte por un año.

Artículo tomado de la Opinión...